¡Bienvenido a Universo Maker!
¿Es esta la primera vez que visitas el foro? Si es así te recomendamos que te registres para tener completo acceso a todas las áreas y secciones del foro, así también podrás participar activamente en la comunidad. Si ya tienes una cuenta, conectate cuanto antes.
Iniciar Sesión Registrarme

No estás conectado. Conéctate o registrate

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo Mensaje [Página 1 de 1.]

#1 THW - Dos Hermanos 1.0 el Jue Sep 07, 2017 6:52 pm

darkzero1000

avatar
Primer capitulo sobre los primeros a#os del reinado de Dark Frey (Villano de mi juegos) desde la perpectivas de los pobres humanos que sufrieron su Invacion.


Jin ni#o protagonista de esta historia

Jin Adulto


“The Holy War”


Ah pasado más de una década desde que la divina fortaleza de la cuidad Celeste callo ante el manto Oscuro de las tinieblas, hoy 14 años después el ejercito Darks a crecido sin proporciones, se levantan desde los cimientos de los más recónditos lugares. Muerte, sangre, almas en penas, destrucción solo eso profesan, mas aun con solo su toque perverso a envenenado todo el planeta como una cólera maldita las persona mueren en agonía ante tal sufrimiento incontrolable. Una por una han caído las fortalezas Claras y sus ciudades cercanas han sido totalmente sumida ante el horror Oscuro. En el frente de tan implacable invasión ante terrenos vírgenes y puros se encuentra solo un niño de apenas 13 años de cabellos cortos azules y con la mirada más fría que este mundo y el otro han concebido una que te congela la sangre solo al contemplarla… es aquel de quien se dice será el Guerrero Oscuro mas poderoso… Hijo de un Dios muerto y olvidado, su madre ah profetizado su grandeza con la sangre de sus victimas… ni siquiera la muerte de todos los Ancestros Divinos lo detendrá…, este es el fin de un legado de paz, la Edad Oscura a empezado y con ella el surgimiento de los Oscuro es imparable pero… existirá acaso esperanza para los débiles humanos…?

Dos Hermanos

Año 14 Edad Oscura

“Juntos lucharemos…pues aunque por nuestras venas corre la misma sangre mas que hermano somos… unido por el mismo destino que nos negó aquella estrella maldita… tu y yo para siempre existiremos…”

Un gran terremoto de escala 8.9 azota la cuidad de Mitsu y sus suburbios cercanos. El número de muertes repasa los diez mil. Más de catorce mil construcciones se derrumbaron a los pocos instantes de terrible suceso natural y los incendios se esparcen como rayos de luz nueva por los 14 pueblos cercanos…

Fue el Gran terremoto de Mitsu para las pocas personas que contaba con vida en la cuidad. Conmocionado por la inmensa invasión de los Darks (Oscuros). Las forzadas retiradas de ejército de Mitsu eran  previsibles ya que era un ataque contra un enemigo invencible para ese entonces…

En un tiempo de movimiento histórico pues el elegido estaba por anunciarse. La combinación de cambios sociales y grandes desastres causo una conmoción sin precedentes. Esa situación totalmente fuera de control era sin duda de que el infierno había descendido a la tierra para el lado claro de planeta…

El siguiente desastre estaba apilando una montaña de cadáveres…


Un viejo Sacerdote intenta tomarse una siesta pues toda la mañana la había pasado alumbrando el camino de las almas en pena de aquellos enfermos en vías terminal. Con la inminente perdida de la cuidad a manos de los Oscuros su trabajo se había aumentado en un millar de veces mas. Posa su miranda lentamente al suelo y sus parpados se cierra por unos instantes pero ni siquiera puede conciliar tranquilamente un poco de sueño, las imágenes de ese maloliente peste oscura rebotaba por toda su mente… niños que se comen entre si al penetrar el su sistemas aquella putrefacta enfermedad que los Oscuros trasmitían con su tacto, madres desquiciadas que ahogaban sus propios frutos, guerreros leales que pierden la cordura junto con su honor defraudado a todos y a ellos mismo… sus atrocidades no tenia limites y el era un claro ejemplo viviente de ello.

Al parece creía que todo seria otro duro día mas, unos de esos tanto que han pasando, es que después de todo este tiempos estos 13 años de puro infierno parecen siglos. Pero debía resignarse pues quien en su sano juicio hubiera imaginado que ah este día 4 de las Supremas Fortalezas Claras han caído bajo el yugo de las tinieblas, sus ondas oscuras abaten todo a su paso y lógicamente su próximo objetivo seria Mitsu donde todavía se mantenía a duras penas la ultima de aquella construcciones divinas que se alzaron en aquellos mágicos tiempos como residencia impenetrables y segura…

Pero los inquietantes pensamientos del viejo y abatido Sacerdote son interrumpidos por los sonidos de su alrededor, al principio solo eran ligeros murmullos que en segundo se convivieron en lejanas pisadas para luego terminar como toda un molestia perceptible. Giro rápidamente su mirada hacia los arbusto viendo como todos ellos se alborotaban ante el paso de lo que pudiera estar acercándose, se presigno  lo mas rápido posible usando el dedo índice de su mano derecha la cual formo un cruz imaginaria en su pecho la cual destello luz cristalina mientras tanto giro su mano izquierda hacia su espalda de donde procedió a  sacar un pequeño bastón de madera de un extraño y maltrecho diseño y se preparo para lo peor.

-hah…
-ah…
-haah…
-ha…

Para su grata sorpresa no se trata del enemigo… eran dos pequeños niños que fácilmente pudo identificar que sus edades no pasaban de 14 para el mayor el cual vestía un kimono sencillo de color gris claro, a su lado otro mas pequeño que luego supo que era su hermano de 10 que también vestía de un mismo kimono pero de color marrón. Los dos niños jadeaban sin cesar. Al parecer vinieron todo el recorrido de cual quien lugar que procedieran corriendo con todas sus fuerzas. Jin de cabellera negra con brillos quien era el hermano mayor dio varios pasos hacia el Sacerdote mientras inhalaba todo el aire que podía por su boca intentado tragar todas las fuerzas perdidas si embargo Jun de cabello verdes claro no resistió tanto como el y se desmorono al suelo.    

-que es esto? Pregunto el Sacerdote que a pesar de que los pequeñines no se presentaban como una amenaza nunca soltó su arma pues le resultaba bastante sospechosos además de esa misteriosa sensación siniestra que despedían era todavía mas extraño – son Oscuros!!! No… no puede ser posible… -

Jin un poco temeroso antes la posición hostil del Sacerdote procedió a acercársele lentamente paso a paso. A una distancia  a la que considero prudente se detuvo, el sudor que demostraba su gran cansancio le empapaba toda la cara, levanto unas de las mangas de kimono y procedió a secársela luego respiro profundo y dijo sus primeras palabras.

-Escuchamos…que había un Sacerdote en este antiguo templo… que estudio enseñanzas divinas…
-Hmph… y si lo hubiera? –respondió desinteresado el Sacerdote  
-U… um… -Jin ante tal respuesta se acerco precipitadamente para lo cual el viejo sujeto tu bastón mágico con todas sus fuerzas- nuestra madre no se levanta!!!- replico el pequeño mientras caía de rodilla al suelo con la mirada pedida entre la superficie.
-Ya… esta vomitando sangre negra…

Jin que había permanecido con la cabeza baja  al escuchar al Sacerdote decir esas palabras la levanto precipitadamente y en su rostro se podía ver lo cierto de sus terribles palabras – si….- termino de afirma su duda.

-Ya veo… -el Sacerdote trago saliva para luego escupirla- consultaste a un doctor…?
-El ni siquiera nos abrió la puerta…- dijo Jin todo resignado
-N-nos dijeron que debíamos venir aquí…- continuo Jun quien se levanto ya medio recuperado de su anterior faena – AYUDA A NUESTRA MADRE!!!-suplico.

-…- el silencio fue la única respuesta del Sacerdote- mandar un paciente todavía con vida a un templo después que los doctores se dieron por vencidos con ella…- tienes padre? – pregunto luego de un rato para romper el inquietante silencio-
-No…- respondido a unísono los dos hermanos mientras volteaban las miradas a lado dispares
-Y… cuando se pusieron malas las cosas? –continuo interrogando el Sacerdote.
-Hace tres días- se apresura Jin a contestar
-Uh…-el silencio vuelve a emanar por unos minutos - hace tres días? – no hay nada mas que hacer exacto rezar –prosigue el Sacerdote mientras baja la mirada – es la maldición oscura!!! No hay ayuda para ella ahora…

Los rostros de los chicos se paralizan de consternación ante tales palabras, todos sus temores habían sido descubiertos, el dolor de la impotencia se apoderaba de Jin y sus primeras lágrimas bañaban sus mejillas.

-Nii-chan!!! Esos extranjeros- Jun desesperado ante la condición de su hermano mayor le jala las mangas intentadas que responda – madre va a… morir por el veneno             que esparcieron esos extranjeros.- al ver que ningunos de sus acto lo hacían responder y tomar conciencia no resistió mas se desplomo a suelo y comenzó a llorar – WHAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!
-Eh? – Jin quien se encontraba en el limbo en esos momento al escuchar los gritos de su hermano menor reacciona de nuevo, pero ahora el problema seria calmar a Jun quien no paraba de gritar cosa que lo desesperaba mas que cualquier cosa.
-WHAAAAAAAAAAAAAAAA!!!! –gritaba Jun todo descontrolado
-Escuche que…-Jin se le acerca y lo levanta por los brazos – que puedes frotar agua vendita purificada destilándola y se aplica presión en el estomago, tal vez…
-Whaaa!!! – los gritos de Jun se comenzaron a amansigual ante las palabras de aliento de su hermano
-TRATAREMOS ESO!!! No hay que darse por vencido!!!
-…- el Sacerdote solo contemplaba su conversación en silencio mientras razonaba mentalmente su actos – es imposible… nadie puede curar esa enfermedad…nosotros los humanos somos… impotentes

Jin que logra hacer entrar en razón a su hermano, se dirige lentamente hacia donde se encuentra el viejo Sacerdote arrinconado las piernas le tiemblan a cada paso pero no se detendrá hasta conseguir su objetivo.

-Uh… hey… nos daría algo de agua vendita…? - Pregunta Jin mientras sus ojos se cubren en un mar de lágrimas – por favor dénos…- prosiguió
-Algo de agua vendita – dijo Jun que se acercaba atrás de su hermano – por favor…

Los niños solo obtuvieron silencio del viejo, un silencio que desgarraba su alma con cada segundo pues todas sus esperanzas estaban puestas ante esta suplica

- los humanos son impotentes pero…- el Sacerdote se levanta lentamente dándole la espalda – supongo que no queda de otra… -respondió por fin,- no se rinden hasta el ultimo momento…- malditos mocosos!!!, hey no se queden callados – reprocho el viejo – donde esta su casa?
incluso si la profunda oscuridad esta esperando… si una persona pide luz… no cerrare la puerta…-
-MUCHASIMAS GRACIAS!!! –gritaron de alegría los pequeños    

                                                                                                         Dark Zero
                                                                                                           11/12/05

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.