¡Bienvenido a Universo Maker!
¿Es esta la primera vez que visitas el foro? Si es así te recomendamos que te registres para tener completo acceso a todas las áreas y secciones del foro, así también podrás participar activamente en la comunidad. Si ya tienes una cuenta, conectate cuanto antes.
Iniciar Sesión Registrarme

No estás conectado. Conéctate o registrate

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo Mensaje [Página 1 de 1.]

#1 Segundo Piso el Mar Jun 26, 2012 5:21 am

MidnightMoon

avatar
Bueno, desde hace bastante tiempo que no publico nada por aquí.
Así que ahora les traigo otro relato corto de terror, cabe destacar que mis relatos de terror siguen la misma mitología, por así decirlo. muajaja

Segundo Piso
«Nueva ciudad, nueva gente, nuevo entorno… nueva vida», eso es lo que pensaba en el camión que me trajo hasta aquí, la gran ciudad; y ahora mientras viajo en el taxi que me llevará a mi nuevo hogar, veo pasar gente velozmente por las calles de este ambiente hostil para mí. Así hundida en mis pensamientos llego a mi destino; le pago al taxista, me ayuda a bajar mi equipaje y me despide con una amable sonrisa.

Aquí estoy, enfrente de mi nuevo hogar, un antiguo edificio de departamentos de tres pisos, con la fachada ya un poco derruida y con rastros evidentes de daños por la humedad. Sé que no es el mejor lugar para vivir, pero es lo que pude conseguir con mi corto presupuesto.

Entro por la puerta y a mi lado derecho puedo ver una puerta que dice: «Administración», me acerco a ella y la golpeo dos veces suavemente. Mientras espero a que alguien salga examino el pasillo, el cual era oscuro y con paredes de concreto sin pintar; al fondo cerca de las escaleras puedo ver una mancha de humedad, pero veo algo mas… una pequeña sombra se está moviendo, supongo que es de una persona en el cuarto de al lado, parece que la sombra le pertenece a una persona delgada con miembros largos y delgados, pero hay algo que me perturba y son los movimientos… pareciere que sus brazos están dislocados y giran de formas irreales sobre su codo; sigo viendo detenidamente aquella sombra, no puedo evitar imaginarme la forma de la persona a la que le pertenece. La sombra se mueve, parece ser que la persona va a salir de aquella habitación, veo asomar una mano que se agarra del marco de la puerta, aquella persona está a punto de salir…

—Señorita —escucho una débil voz al lado de mi y brinco por inercia, volteando rápidamente.
Frente a mí se encuentra un anciano de aproximadamente 60 años, prácticamente está calvo y el poco pelo que tiene esta cubierto de canas; no mide más de 1.65 y su cara se encuentra llena de arrugas; su vestimenta es de cierta manera formal, en sus juventud aquella vestimenta era algo casual y hasta moderna.

—¿Quién es usted? —le pregunto sin notar que tengo un tono bastante alarmado.
—Soy el administrador —me contesta con esa voz débil apenas audible—. ¿Qué necesita?
Antes de decir otra cosa más, me acuerdo de la sombra de aquella persona y por curiosidad volteo hacia aquel lugar, pero no hay ya ninguna sombra, supongo que esa persona rápidamente subió por las escaleras y regreso mi vista hacia el administrador.

—Disculpe, ya había reservado un departamento por teléfono —le digo y el rápidamente da a entender que recuerda perfectamente.
—Si, por supuesto señorita; me alegro que haya llegado con bien hasta aquí. Le mostraré el lugar y su departamento, venga sígame —me decía el señor ya un poco más alegre.
El comienza a caminar por el pasillo oscuro y yo voy detrás de él, a pesar de que el lugar se ve tenebroso y aquel señor también; su amabilidad me hace sentirme cómoda.

—El lugar se compone de 3 pisos, aparte de la planta baja; en la planta baja podemos encontrar dos departamentos aparte del mío —me decía mientras señalaba dos puertas que se encontraban en el pasillo.
Al llegar al fondo volteo rápidamente a mi lado izquierdo, donde anteriormente había visto a aquella persona y veo una habitación con tres lavadoras y una secadora, el anciano rápidamente nota mi interés en la habitación.

—Ese es el cuarto de lavado, si necesita lavar algo puede usar cualquier maquina del cuarto sin ningún coste extra, mientras sea una de las horas permitidas, que son entre las 10 horas y las 20 horas —me dijo amablemente el anciano.
—Gracias —le respondo por amabilidad y volteo al otro lado para ver las escaleras—. ¿Cuál es mi departamento?
—A si por supuesto, el suyo es el que se encuentra en el tercer piso, es el más grande. Todos los del primer piso ya están ocupados y los del segundo piso no están en condiciones debido a la humedad, pero el del tercer piso está en perfectas condiciones y le fue dado un mantenimiento a conciencia hace un par de meses —me responde mientras se dirige a las escaleras—. Ven acompáñame.
Voy detrás de él sin decir ninguna palabra, subimos hasta el tercer piso, el cual literalmente no es un piso, más bien es la azotea. Al fondo pude ver una pequeña casa independiente del edificio, si bien luce relativamente más grande que los departamentos de abajo, aun así, esto me hace incomodar un poco.

—¿No le parece la idea de su departamento? —me pregunta el anciano al ver mi expresión insegura—. No se preocupe es totalmente seguro acá arriba, si se da cuenta nuestro edificio es más grande que los de los alrededores, así que no pueden llegar desde otro edificio, además en este lugar tiene mucha más luz natural que haya abajo y a la vez mas libertad.
Viéndolo de esa manera es agradable estar acá arriba.
—Gracias —le respondo tratando de sonreír.
El anciano se dirige a la puerta y la abre; me asomo antes de entrar e inmediatamente pude percibir un ambiente hogareño que me hizo sentir como en casa; entro y el anciano entra después de mí. El departamento, estaba pintado con un hermoso tono azulado, los muebles estaban barnizados y sólo se veían un poco viejos, pero no demasiado.

—Parece que después de todo si le gusto —me dice amablemente el anciano.
—Sí, el lugar es muy agradable.
Me asomo por la puerta la cual permanece abierta todavía y creo ver otra vez aquella extraña sombra, pero al final lo adjudico a mi imaginación y me dispongo a ver el departamento.


Ya es de noche, el anciano fue muy amable conmigo y todo el departamento está en orden; ya desempaqué y ordené mis pertenencias; al final el día no fue tan malo. Me encuentro bastante cansada, a pesar de tener hambre, creo que lo mejor será dormir…


No puedo dormir, escucho ruidos afuera y aparte mi estomago cruje; los ruidos bien pueden ser de pájaros o gatos, no hay problema con eso… pero mi estomago, creo que iré a comprar algo de cenar a la tienda de autoservicio que vi de camino a casa, si no me equivoco esta a una cuadra de aquí.

Salgo de mi departamento y lo cierro perfectamente, bajo las escaleras para así llegar al segundo piso y me dispongo a bajar a la planta baja, para así salir de este lugar…


Estoy de regreso en el segundo piso, compre algo de pan y leche para una cena ligera. Camino por el pasillo y de repente escucho unas risas detrás de una puerta… «Se supone que en estos departamentos no vive nadie», pienso y decido acelerar el paso. Camino y camino, pero las escaleras no aparecen delante de mí… «¿Esto es una broma?», me pregunto para tranquilizarme… pero no parece serlo… comienzo a correr, pero no avanzo y la risa en el departamento comienza a crecer, ahora son carcajadas de burla. La desesperación invade mi mente y comienzo a gritar para pedir ayudar, pero nadie me escucha… de repente a lo lejos, enfrente de mi veo una silueta… la silueta que generaba aquella sombra de la tarde… una sonrisa brilla en lo que se supone debe de ser su rostro… veo algo, pero no puedo definir qué y grito de terror.

Doy la media vuelta y corro hacia el otro lado, buscando regresar al primer piso, pero el mismo fenómeno sucede, no avanzo de mi posición. Tiro las cosas al suelo para así correr más rápido, pero no sirve de nada y al final me tiro al suelo y comienzo a llorar, el terror me invade… no quiero voltear… el está detrás de mi… eso está detrás de mi… esa cosa…

Siento su aliento gélido en mi cuello, volteo… sus ojos… o más bien esos agujeros que tiene en lugar de ojos, puedo ver una oscuridad infinita en ellos… grito de horror y… despierto en mi cama con la respiración agitada, ya esta amaneciendo, parece ser que la falta de alimento me hizo tener una horrible pesadilla.

—Tranquila… no pasa nada —digo en voz alta para tratar de tranquilizarme a mí misma.
Me levanto y me dispongo a tomar una ducha, la cual tomo con agua fría para tranquilizarme aun mas… a pesar de que sólo fue una pesadilla no puedo olvidar esos ojos… si es que se pueden llamar así. A través de la ventana del baño creo ver una sombra, un brazo largo y delgado, me tallo los ojos y vuelvo a centra mi vista hacía la ventana y como era de esperarse no veo nada. «Maldito sueño», pienso algo molesta y salgo de la ducha.

Hoy tengo que ir a la escuela a ordenar mis papeles para la inscripción, «La Universidad de la gran ciudad», pienso emocionada mientras me visto con unos cómodos jeans y una blusa delgada de color beige; reviso que todos mis papeles estén en orden, agarro mi mochila y salgo por la puerta del departamento, por un momento volteo al cielo y no puedo evitar pensar al sentir tan buen clima, que hoy será un excelente día… ¿o no?

Camino rumbo a las escaleras, algo me detiene… mi cuerpo se paraliza… tengo miedo, no quiero bajar al segundo piso, pero… tengo que hacerlo. Agarro mi mochila entre mis brazos y comienzo a correr, bajo las escaleras rápidamente y mientras paso por el pasillo creo escuchar ruidos dentro de algunos departamentos, pero no ruidos naturales… algo más, pequeñas risas de burla, algunas voces guturales murmurando; yo sólo agacho la cabeza y rápidamente llego a las escaleras para bajar al primer piso, las cuales bajo dando grandes brincos… llego finalmente al primer piso, agitada y asustada, no sé si el sueño sigue haciendo efecto en mi o realmente ese piso tiene algo extraño…

—¿Pasa algo señorita? —escucho una voz a mi lado y doy un gran brinco, volteo rápidamente y me doy cuenta que es aquel amable señor.
—No, no pasa nada —le respondo rápidamente mostrando un evidente nerviosismo.
—Está bien, sólo que escuche ruidos arriba y pensé que se había caído o algo así —me responde amablemente—. Bueno regresaré a mi departamento.
El señor se da la media vuelta y comienza a caminar, rápidamente le alcanzo y le detengo.

—Disculpe, ¿Está usted seguro que en el segundo piso no hay nadie? —le pregunto directamente y pude notar como su expresión cambio drásticamente, pero que rápidamente trato de regresar a su expresión natural.
—Sí, ¿Por qué lo pregunta? —me cuestiona amablemente.
—Porque cuando estaba pasando por ahí, escuche ruidos dentro de los departamentos.
—Sólo han de ser ratas, tendré que llamar a un exterminador, usted no se preocupe.
—Pero eso no sonaba…
—Disculpe, tengo que atender unos asuntos importantes —me interrumpió y rápidamente se dirigió hacía su departamento.
Me está tratando de ocultar algo, se nota en su actitud, pero qué. Mi celular suena, sacándome de mis pensamientos y rápidamente lo contesto.

—¿Bueno? —pregunto.
Finalmente resulta ser mi contacto en la ciudad, indicándome que me apurará porque ya se está haciendo algo tarde, así que sin pensarlo mucho salgo corriendo del edificio.


Llego al edificio nuevamente, trate de estar el mayor tiempo fuera, no quiero volver a pasar por ese lugar… «Tranquila», me repito varias veces en la cabeza, para así convencerme que sólo es mi imaginación. Paso por la entrada y todas las luces del pasillo están apagadas, ahora que lo pienso no he visto a ningún vecino en toda mis estancia aquí, eso es aun más raro. Trato de no preocuparme por eso y rápidamente me dirijo a las escaleras.

Subo las escaleras lentamente y una vez llegando al segundo piso, comienzo a correr, llego a las escaleras sin ningún altercado y las subo rápidamente…

—¿Qué rayos es esto? —grito al ver que nuevamente había aparecido en el segundo piso.
Vuelvo a correr y rápidamente vuelvo a llegar a las escaleras, las subo y… otra vez en el segundo piso; trato de hacer lo contrario bajando por esas mismas escaleras para llegar al primer piso, pero no hay diferencia vuelvo a llegar al segundo piso.
La desesperación se apodera de mí y comienzo a correr, subo las escaleras y sigo corriendo…


He recorrido el pasillo tantas veces que ya perdí la cuenta, algo que he notado es que cada vez que vuelvo a pasar por el pasillo todo se ve más nuevo, como si estuviera retrocediendo en el tiempo… tengo miedo y desesperación, no sé qué hacer… subo una vez más las escaleras y lo veo enfrente de mi… aquella sombra que ya había visto en mi sueño, me detengo ya no quiero correr, el se comienza a acercar lentamente hacía mi, veo esos agujeros que muestran un vacio de oscuridad, al tenebroso a primera vista, pero… ahora algo tranquilizador.

Esta enfrente de mí, el miedo ahora se convirtió en resignación; no sé qué será de mí, sólo sé que ya no puedo hacer nada, me tiro derrotada al suelo y comienzo a llorar…
—Bienvenida al segundo piso…

#2 Re: Segundo Piso el Miér Jun 27, 2012 8:18 pm

Razor

avatar
Como previamente te había comentado, una historia siempre tiene orden, la verdad me parece que esta es de misterio por su desorden que es un orden (raro), pero me gusta te hace adentrarte tanto en el texto que tienes que volver a leer párrafos anteriores para sacar el sentido en algunas partes, eso lo hace singular.

Bueno espero que este nudo se desenrede. Sigue asi.

Un Saludo
Out.-





Todos mis aportes por Mediafire tienen contraseña, esa es: www.universomaker.net
Esto es para evitar plagio, asegúrense de copiar y pegar la contraseña.

#3 Re: Segundo Piso el Lun Ago 06, 2012 7:00 am

Cuervoso

avatar
Continuando con mi ataque literario, he leído este relato también, aún cuando no continué con el orden de estos xD.

La historia, me llamó la atención desde el principio, el solo hecho de llegar a un lugar nuevo te da la sensación de vulnerabilidad y desconocimiento, puede que nada sea como te lo están mostrando, y así ocurre xD.

Por otro lado, conservas el estilo entre este y tu nuevo relato, se nota que ambas son escritas por ti.

El resto de los comentarios llos he planteado en tu nuevo relato.

Saludos!






Cuervoso! No te pases ¬_¬

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.