¡Bienvenido a Universo Maker!
¿Es esta la primera vez que visitas el foro? Si es así te recomendamos que te registres para tener completo acceso a todas las áreas y secciones del foro, así también podrás participar activamente en la comunidad. Si ya tienes una cuenta, conectate cuanto antes.
Iniciar Sesión Registrarme

No estás conectado. Conéctate o registrate

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo Mensaje [Página 1 de 1.]

#1 Lemínedes el Sáb Mayo 12, 2012 2:47 am

FIGO

avatar
Bueno aqui traigo mi historia que espero algún día terminar de plasmar en el rpg, ya que siempre tengo algún problema en la edición.

Esto es mas como una intro del juego...espero sus criticas y muchas!

Spoiler:

LEMÍNEDES
Las guerras por territorios y recursos cubrían los castillos y aldeas con olor a muerte, enfermedades y hambre. La codicia, como encadenada a la tierra, se ocultaba detrás de toda espada. Los Lemínedes permitían que las aldeas y castillos se mantengan bajo la capa de su protección, como una oportunidad de equilibrio, con gran sabiduría y destreza de guerrero. Aquellos elegidos, "Almas de dioses" según los sabios, era una mágica facultad hereditaria; siempre ha sido así.
Un Lemínede solo podía crecer y aprender con su familia por veinte años desde su nacimiento. Durante este período se lo consideraba como Lemínede Terrenal, luego debería marcharse a formar su destino y su propia aldea. En esta última etapa, alcanzaba un cambio significativo, su poder crecía enormemente, desarrollando sus facultades como Lemínede Protector. Ser Lemínede Protector le permitía manejar ciertas habilidades y diferentes tipos de materias, lo que lo hacía un guerrero en excelencia. Pero las debilidades siempre existen. El acercamiento entre Lemínedes Protectores era la cara oscura, ya que sus almas se evaporaban poco a poco, hasta dejar el cuerpo eternamente petrificado. Los más sabios aseguraban que si un Lemínede alcanzaba la muerte su poder se desvanecía, su cuerpo terminaba como roca y su alma se perdía en el mundo espiritual.
Los reyes de grandes castillos ponían en riesgo sus vidas y sus recursos para que los sabios, brujos y hechiceros logren encontrar el fundamento de los Lemínedes y la forma de manejar el poder a su gusto. La idea era simple, proteger sus castillos, ampliar sus fronteras y embriagarse de riquezas. Se sabía de todo tipo de magias y ensayos, pero los resultados nunca fueron los esperados
Un gran bien y un gran mal.
Las guerras y los Lemínedes convivían permanentemente, ya que algunos eran entrenados por guerreros y excelentes hechiceros. Eran un factor de victoria en las conquistas, siempre que la víctima no cuente con la protección de otro Lemínede, ya que los resultados serían desastrosos. La pérdida de un Lemínede significaba, a corto o largo plazo, la debilidad y la extinción de los reinos. La naturaleza realizaba su balance de poder.
El comienzo del terror
Después de siglos la naturaleza y los dioses tropezaron frente a una hechicera que logró lo impensado e inesperado...En el momento que La Reina Ambar (Protectora de Inkrén) da a luz a su hija Liara, Mándras, una poderosa hechicera que trabajaba para el castillo, levantó la niña. Con la sangre de la reina formuló su hechizo y pudo transportarse con la niña lo suficientemente lejos. Pero el alma de la pequeña nunca cruzó esa línea del espacio, solo el cuerpo, que se petrificó en sus brazos.
Aquel día, la Realeza ocultó lo ocurrido y el dolor frente al pueblo para evitar el pánico. El parto fue festejado…un Lemínede traía esperanza y alegría a las personas,...las mismas personas que nunca supieron que el mundo esperaba mellizos. Detrás de aquel doloroso secreto, nació Viktor.
El mundo cambia sus pasos hacia el caos, y el caos espera el equilibrio.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.